¿Cómo mantener mi piscina en invierno?

publicado en: Actualidad | 0

El verano es una cosa, pero… ¿qué sucede con una piscina en invierno?

Las piscinas pueden convertirse en grandes aliadas de nuestros hogares. Por excelencia, son elementos que atraen a personas de todas las edades.

Solemos cuidarlas para que permanezcan limpias y agradables tanto en el interior como en los alrededores durante el verano. Sin embargo, cuando llega el invierno la dinámica cambia un poco.

En España, en general, contamos con un clima bastante agradable, nuestra ubicación geográfica nos permite disfrutar de varias horas de sol, por lo tanto, nos puede parecer que los días de invierno son algo muy lejano, incluso en Cantabria.

No obstante, no se pueden pasar por alto, tampoco el hecho de que se trata de un período de varios meses, periodo en el cual las piscinas estarán inhabilitadas.

Consejos para mantener una piscina en invierno bien cuidada

Como recomendación principal, en el Grupo Mardaras te sugerimos que no esperes a estos días. Actúa en pro de beneficiar a tu piscina antes de que los factores externos hagan estragos sobre ella.

El Ph y los químicos

Algo positivo, es que durante el invierno tu piscina no necesitará de tantos productos químicos para mantenerse estable. Esto se debe a la ausencia de bañistas haciendo que no entre materia orgánica que deteriore el agua.

Sin embargo, es importante que revises cada cierto tiempo el ph del agua para asegurarte que se mantiene en el nivel indicado. Necesitarás suministrar cloro cada 15 días, y estar alerta ante cualquier aparición de algas o residuos.

Cuida la estética

Pese a la ausencia de bañistas, te recomendamos que limpies y cuides la estética exterior, esto dará la impresión de que la piscina aún está disponible.

Opta por tener cerca de ella plantas tropicales como palmeras. Algunas clases de plantas suelen desprender sus hojas más que otras, con lo que tendrás que invertir en más horas de limpieza al recoger aquellas que se encuentren cerca de la piscina.

Una buena opción puede ser el césped artificial, en cualquiera de los casos lo primordial es que mantengas esta zona libre de basura o maleza.

¡Utiliza una cubierta de piscina!

Las cubiertas para piscinas se encuentran entre las herramientas más necesarias para ayudarte a cuidar tu piscina en invierno y en cualquier época del año. No solo evitan que caigan desperdicios en el agua, su uso te proveerá de grandes beneficios.

En esos días fríos, una lona de invierno para la piscina actúa como capa protectora. Gracias a ello, evita que el agua se torne verde y con malos olores. Además, al cubrirla ahorramos agua evitando tener que vaciarla y volver a llenarla pasado el invierno.

Comprar una lona de invierno es una gran inversión que te ahorrará grandes costes a largo plazo, es menos costoso que tener que volver a llenarla. De esa forma, cuidas tu bolsillo y respetas el medio ambiente al no desperdiciar una gran cantidad de agua.

Como siempre, en el Grupo Mardaras le sugerimos a nuestros clientes tener a la mano productos de buena calidad para el mantenimiento de su piscina.

Nuestros productos y servicios están a disposición en todo momento. Ponte en contacto con nosotros(AQUÍ) si requieres un servicio especializado para el mantenimiento de piscinas en invierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *